Tag

POCTEP

Proyecto ALGALUP

Por | Novedades | Ningún comentario

El Centro Tecnológico del Mar-Fundación CETMAR se embarca en un nuevo proyecto europeo para impulsar el cultivo sostenible de los bancos naturales de macroalgas

El proyecto ALGALUP se ponía en marcha el viernes con la celebración de la reunión de lanzamiento de esta iniciativa en la sede de ANFACO-CECOPESCA, coordinador del proyecto, y con la participación de técnicos de CETMAR y representantes de los restantes miembros del consorcio internacional que trabajará durante los próximos tres años pata impulsar el cultivo sostenible de los bancos naturales de macroalgas.

ALGALUP está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), en el marco del programa de cooperación Interreg V A España- Portugal (POCTEP) 2014- 2020, que promueve la investigación científica y el desarrollo tecnológico de la región transfronteriza con el objetivo de mejorar la competitividad del tejido empresarial.

Junto al Centro Tecnológico del Mar-Fundación CETMAR, el consorcio responsable del proyecto está integrado por el Instituto Politécnico da Guarda, la Escuela Superior de Biotecnología de la Universidad Católica Portuguesa (UCP) y la Facultad de Ciencias de la Universidad de Porto por parte de Portugal. Por parte española, además CETMAR y de ANFACO-CECOPESCA participa el grupo de investigación en Ecología Costera de la Universidad de Vigo.

Durante la reunión de lanzamiento del proyecto celebrada el pasado viernes se presentaron las actividades que cada institución llevará a cabo durante la fase de ejecución del proyecto, de 3 años de duración.

El objetivo principal de ALGALUP es desarrollar una estrategia integral para promover la investigación y la innovación en la explotación de las macroalgas en Galicia y Portugal, fomentando la interconexión entre expertos de instituciones de ambos países, con la finalidad de buscar alternativas sostenibles a la explotación de macroalgas en la zona de estudio. Para ello se investigará el potencial de ciertas especies poco explotadas, impulsando su cultivo y desarrollando nuevas formas de aprovechamiento de la biomasa para su aplicación tanto en alimentación humana, con aplicaciones biomédicas y cosméticas, como en dietas de acuicultura.