El objetivo principal de ARCOPOL fue mejorar las capacidades de las autoridades locales y regionales en cuanto a la preparación, respuesta y mitigación de la contaminación accidental marina, especialmente en lo relativo a los hidrocarburos, sustancias peligrosas y nocivas (SNPP) y vertidos inertes.

Con ese objetivo general se trabajó para mejorar las capacidades de respuesta en caso de esos vertidos y para contribuir a la preparación de las autoridades locales y regionales y fomentar la implicación de los agentes que intervienen  en la respuesta.

También se promovió la colaboración transfronteriza entre países vecinos para mejorar las estrategias de respuesta y de asistencia mutua y se desarrolló una red de expertos en la región atlántica para el asesoramiento a los  organismos y agencias que intervienen estos episodios.

 

ARCOPOL permitió la elaboración de guías operacionales, protocolos, metodologías y herramientas orientadas a los organismos responsables de la respuesta en el ámbito local y regional, productos transferibles a todos los estados miembros.

 

Dejar un comentario