El objetivo era la evaluación de la contaminación por vertidos de hidrocarburos en el ámbito marino de la red Natura 2000.

La Unidad de Tecnologías Marinas participó en este estudio financiado por WWF España para analizar el riesgo de que un hipotético vertido de hidrocarburo afectase a las zonas protegidas del Banco de Galicia, Golfo de Cádiz y Canarias.

Dejar un comentario