El proyecto consistió en el diseño e implantación de un Plan de Formación para el sector de la Pesca Artesanal en Centroamérica, desarrollado  en varias fases y en tres niveles según el grupo al que iba dirigido: personal técnico, formación de formadores y comunidades pesqueras artesanales.

Para ello se gestionó de manera integrada un programa de formación  y desarrollo productivo que abarcó todas las fases de las actividades pesqueras de pequeña escala y acuícolas, considerando los diferentes puntos de partida de los grupos de población, la equidad de género y el equilibrio territorial.

Dejar un comentario